14 ene. 2018



Lo bueno de la región Toscana es que tiene planes para todos los gustos... y uno de los que más disfrutan los niños es probar medios de transporte diferentes como el funicular. Las ventajas de este transporte son que en la mayoría de los casos las vistas son impresionantes y que además, al final llegas a un lugar diferente.

En la Toscana podéis encontrar tres en otras tantos pueblecitos llenos de encanto. Hoy os voy a contar dónde utilizarlos. Yo os recomiendo que si vais a usarlo os informéis antes de a qué hora cierran para que no os llevéis una sorpresa, que los españoles tendemos a demorarnos bastante por las tardes y en Italia (y sobre todo en los pueblecitos) todo cierra antes:

Funicular de Montecatini Terme


El que más me gusta a mí es el funicular une Montecatini Terme con el pueblo medieval de Montecatini Alto y fue inaugurado en 1898. En su primer viaje acudieron personajes famosos de toda Italia como Giuseppe Verdi y ha seguido funcionando hasta hoy. El trayecto es una pasada y si hace buen tiempo merece mucho la pena porque además podéis poneros en el balcón como veis en la foto que encabeza esta entrada. Si solo vais a subir a un funicular, que sea a este.

Por suerte se han conservado sus vagones y sus asientos de madera y en cada viaje puedes cruzarte con el otro vagón a mitad de camino. Este es el funicular más largo de la Toscana y su recorrido es de 1056 metros. Para subir debes pagar 4€ por un solo viaje o 7 si es ida y vuelta. Los niños pagan solo 4€ hasta los 10 años y los menores de 6 viajan gratis.

Funicular de Montenero

Este funicular se instaló en 1908 para llegar más rápidamente a la iglesia de la Virgen de Montenero y aún guarda algo de su sabor antiguo. Además fue el primero en Italia de prescindir de su conductor y automatizar su funcionamiento.

El viaje es breve pero merece la pena por las vistas que tenéis sobre Livorno y sobre el mar. Para utilizarlo, tenéis que ir a las afueras de Livorno y recorreréis 656 metros con un precio de 1,20€.

Funicular de Certaldo


Empezó a funcionar en 1999 y sirve para llegar al pueblo medieval de Certaldo Alto donde vivió Bocaccio (y que pilla muy cerca de San Gimignano). Es como un ascensor que sube y baja y cuando se diseñó se pensó en minimizar el impacto visual para que la población no perdiera su encanto. Recorrerás 128 metros con un 40% de inclinación a cambio de 1,30 si eliges un viaje individual o 1,50 para ida y vuelta.

Foto vía Wikipedia

9 ene. 2018



Los turistas que visitan Florencia tienen una parada obligatoria en el museo de los Ufizzi, pero lo cierto es que la ciudad toscana ofrece otras alternativas de lo más atractivas para el viajero curioso. Hoy os quiero hablar del Museo de los Instrumentos Musicales, uno de los más visitados en el año que acaba de terminar.

Este museo forma parte de la Accademia donde también se puede contemplar el David de Miguel Ángel y contiene instrumentos del antiguo conservatorio de Luigi Cherubini. Las cincuenta piezas que forman su colección harán las delicias de los amantes de la música y del teatro ya que se puede hacer un recorrido por la historia de este arte a lo largo de sus salas.

En su interior podemos ver algunas piezas que (cómo no) pertenecieron a los Medici e incluso tres fabricados por Stradivarius: un violín, un violonchelo y una viola tenor. Otra de las joyas de la colección es un clavicémbalo de Cristofori, inventor del piano, que además es el piano vertical más antiguo del mundo.

Si te das un paseo por este museo también podrás escuchar los instrumentos de sus salas a través de varios ordenadores que están repartidas por las mismas y además podrás conocer los azares de cada uno de ellos. ¿Te animas a conocer la historia de la música en tu visita a la Toscana?

12 ago. 2017


Si estás por Toscana esta semana, no dudes en programar viaje a Siena y si puedes no estés sólo el día 16, porque los días previos al Palio hay pruebas y la Piazza se transforma. Aquí te damos algunos consejos para disfrutar il Palio della Madonna dell'Assunta. 

Este es el segundo Palio del año, el otro es el 2 de julio. En ambos los turistas intentan contagiarse de las emociones que experimentan los seneses, pero es imposible vivir lo que ellos sienten en estos días. Los nervios por el sorteo, los preparativos del día del Palio, las alegrías, las penas... se viven en familia, pero no siempre en pareja ni con los amigos, porque el 16 si tu pareja es de la Contrada rival, no es día ni de intercambiar palabras.

El Palio lo disputan 10 contradas (de las 17 que hay en la ciudad), por "derecho" lo corren las siete que no lo disputaron el año anterior, (en el de julio sucede lo mismo), y las otras 3 salen de un sorteo entre las 10 que sí participaron en la edición pasada. Por "derecho", este año corren: Drago, Giraffa, Pantera, Civetta, Valdimontone y Leocorno (el Istrice fue descalificado) y completan las 10: Aquila, Bruco, Selva y Chiocciola, según el sorteo realizado el 6 de julio. 

Entre las Contradas hay alianzas y rivalidades y entorno a eso giran las estrategias de la carrera. El sábado habrá que estar atento a estas parejas rivales: Civetta-Leocorno y Aquila-Pantera.

Los 10 caballos que compiten, son seleccionados entre 68, tienen que cumplir con unos criterios físicos establecidos y se sortean entre las Contradas, así que es una auténtica lotería qué caballo puede tocarte y según eso tienes más opciones (teóricas) de victoria puesto que hay caballos ganadores de otras ediciones. Desde el día 13, los fantini (jinetes) trabajan con los caballos en las dos pruebas diarias que hay, (una por la mañana y otra por la tarde). Los caballos no llevan montura, por eso estas pruebas también son muy importantes para adaptarse. El fantino es elegido (y contratado) por la Contrada

Para ver el Palio hay varias opciones: pagar por un puesto en los gradas que rodean la Piazza del Campo, pagar bastante más por verlo desde una ventana o balcón; o verlo gratis desde el centro de la Piazza, donde tienes que ingresar varias horas antes, ya que los accesos se cierran cuando comienza la Passeggiata Storica, con más de 500 personas que desfilan y portan trajes medievales representando a todas las Contradas y a las instituciones de la República de Siena.

La carrera son 3 vueltas a la Plaza, especialmente preparada con una mezcla de tufo, argilla y sabbia (toba, arcilla y arena), que alcanza un grosor de unos 15 cm y cubre los adoquines, además de no dañar a los caballos. La salida es a las 19,00 h y siempre es bastante complicada: nueve caballos son llamados por orden de sorteo y se van alineando con el canape; mientras que el caballo que fue sorteado en último lugar (rincorsa) permanece detrás de los otros. La mossa (salida oficial) se da cuando la rincorsa entra al galope en la zona donde están los demás y el mossiere (juez de la salida, que está en la grada) logra desenganchar el canape. Suele haber muchas salidas en falso porque no siempre la rincorsa parte a la primera, puede hacer amagos o los que están en el "canape" se alinean mal o molestan... movimientos ligados a las estrategias de las Contradas. Y pueden estar así muuuucho rato, de hecho si no se logrará la mossa antes de que caiga el sol, el Palio se aplazaría. 

El primer caballo que complete las 3 vueltas, gana. No es necesario que el fantino llegue en el caballo, (aunque por su salud, mejor que llegue montado). Y a la Contrada ganadora le entregan el Palio, que preside la Piazza desde la Costa Barbieri. El Drappellone del día 16 lo ha pintado Ivan Dimitrov y está dedicado al poeta toscano Mario Luzi, en el centenario de su nacimiento

(*En futuros post os contaremos más historias de Il Palio)

Foto: www.ilcanapo.com

22 jul. 2017



"Picnic Siena Summer Festival''

Del 24 de julio al 10 de agosto, en la medielval Fonti di Pescaia, se celebrará el primer "Picnic Siena Summer Festival" un original picnic en el que se combinan tesoros gastronómicos con la cultura y diversos espectáculos musicales.

El público disfrutará de las seratas sentados en unos cojines ecológicos sobre la pradera que rodea la fuente, sede del Museo dell'Acqua.

Cada noche habrá un espectáculo diferente, desde noches literarias hasta conciertos o espectáculos teatrales y, además, el público recibirá una cestita de picnic para la cena, el menú está preparado con productos típicos seneses, también se incluye la cerveza artesanal "La Diana". 

Y el postre, también habrá helados artesanales de "La Vecchia Latteria" (buenísimos)

Puedes consultar el programa del Festival en este link: http://picnicsiena.wordpress.com/


10 abr. 2017


Con estas palabras tan sugerentes Carmelo Sergio Geraci y sus amigos crearon un grupo de Facebook que está robándome el corazón: Hai studiato a Siena se. En este grupo, que lleva en marcha unas pocas semanas, ya nos hemos reunido cerca de 8.000 personas que dejamos parte de nuestra juventud en la ciudad toscana.

Si os ponéis a indagar en los posts encontraréis de todo, desde referencias a profesores (muchos de ellos de derecho), bares a los que solíamos ir (aunque la mayoría, en nuestra pobreza, pasábamos las horas muertas en la Plaza del Campo a la sombra de la torre) y recuerdos de todo tipo. Entre los miembros hay personas que estuvieron en la ciudad en los años 70, 80 y sucesivos así que hay un montón de material para la nostalgia y grandes recuerdos de sitios desaparecidos.

Es curioso cómo esos años que pasamos en Siena (ese año en mi caso) nos han marcado tanto. En primer lugar porque al estar lejos de tu familia y tus amigos acabas creándote una familia. En segundo lugar por la propia ciudad, ese "parque temático de la Edad Media" que logra calarte hasta los huesos y en el que te da igual que no haya infraestructuras modernas o que la mitad de los telefonillos de las casas de dentro de la muralla no funcionen, las ventanas ojivales tienen su atractivo por mucho que los modernos se empeñen en hacerlas cuadradas.

También me ha aliviado ver cómo el resto tiene la misma sensación que yo, en la que, por mucho que vuelvas, nunca puedes volver al mismo sitio que dejaste porque esos estudiantes que hay en la plaza ya no son tus amigos, tus amigos ahora tienen trabajos de mayores. Esos bares que solías frecuentar han cambiado de dueños y sobre todo esas noches en las que volvías andando a casa a las mil de la madrugada después de cenar en casa del amigo de turno ya pasaron para siempre.

19 mar. 2017

11 mar. 2017

Una de las cosas que hacemos los españoles cuando queremos ir de finos es pedir una cuchara en los restaurantes para poder enrollar bien los espaguetis. De este modo pensamos que es más fácil comerlos y nos sentimos más elegantes.

Pues bien, que sepáis que los italianos no usan la cuchara (al menos los mayores de edad) y que lo de cortar los espaguetis con un cuchillo antes de comerlos para poder engancharlos mejor puede provocar la ira de la mamma. Avisados estáis.

Pues bien, hoy os traemos un invento toscano para acabar con esta costumbre, un plato que tiene un pequeño agujerito para facilitar el enrolle sin tener que despeinaros. El sistema es similar a si tuvierais una cuchara pero sin tener que pasar la vergüenza de pedirla, como podéis ver en el vídeo:



Podéis comprarlo en la web Made in Toscana aunque si os da curiosidad, os contaré que el truco para no necesitar ayudas consiste en enganchar varios espaguetis con el tenedor entre los dientes, tirar hacia arriba para separar la madeja y enrollar en una parte del plato donde no tengáis comida. Es bastante fácil y si no, ya tenéis una tarea: ¡practicad!
 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff